Published by: 3

¿Por qué? La mayoría de la gente piensa en el precio del combustible, y esto no es del todo cierto.

Un Airbus A320NEO puede llevar hasta 6.700 galones de combustible, lo que equivale a 376 Toyota Camrys. Por cada milla que vuela un A320, consume 1,5 galones lo que nos da un consumo de .67 millas por galón. Dicho avión puede volar desde la plaza de Sol hasta la Puerta de Alcalá con ese galón, y para hacerlo desde Madrid a Valencia necesitara 317 galones; lo que consumiría el Toyota Camry desde Almeria a Coruña 198 veces, pero tenemos que considerar que el Camry tiene solo 5 plazas y un A320 154 asientos. Entonces y asumiendo que el avión esta lleno, la eficiencia del combustible sera de 104,7 millas por galón, lo que no esta nada mal. De acuerdo a los datos del departamento de transportes de los EEUU, las aerolíneas pagan 1,24 dolares por galón, y suponiendo ese viaje entre Madrid y Valencia, un solo pasajero pagaría 2,20€. Entonces, ¿por qué las aerolíneas nos cobran 70€ por ese billete? Hay algo más en el precio que sólo el combustible.

Vamos a dar una idea general de por qué volar es tan caro.

Lo primero que calcularemos será el coste de las tripulaciones. Un piloto gana alrededor de 70.000€ al año, lo que le supone unos 38€ por hora de vuelo, por dos pilotos Madrid-Valencia, 77€. Un A320 lleno requiere de 4 TCPs, de las cuales calcularemos 33€ cada una por hora de vuelo, lo que nos da un total de 133€. Lo que nos da un total de la tripulación de 211€, que si lo dividimos entre los 154 asientos, es un total de 1,35€.

Veamos lo referente a aeropuertos. El aeropuerto de Madrid-Barajas nos cobra 5,60€ por cada mil libras que despegan y un A320 pesa 172.000lbs, lo que significa que tenemos que pagar 960€ o 6,20€ por persona. A la llegada, las tasas de aterrizaje (unos 885€), que generalmente nos cubren servicios como el uso de las puertas de embarque, tratamiento de equipaje y otros recursos del aeropuerto nos da un total de 12€ por pasajero.

La parte final: las tasas. Hay cientos de tipos de tasas, que dependen de los países y de las distintas aerolíneas, así que vamos a centrarnos en las más comunes. Primero tenemos la tasa de billete de pasajero doméstico, que supone un 7,5% del precio de éste; este dinero va directamente a la autoridad de aviación civil. Si se despega o aterriza en un aeropuerto rural, cuya definición es: “un aeropuerto con menos de 100k embarques durante el segundo año del calendario precedente, y ya sea 1) no localizado dentro de 120km alrededor de otro aeropuerto con mas de 100k embarques por año, 2) está recibiendo subsidios de servicios aéreos esenciales, o 3) no está conectado por carreteras pavimentadas a otro aeropuerto“, deberemos pagar otro 7,5%, que por supuesto no se aplica a los aeropuertos de mayor concentración. Tenemos otra tasa por trayecto de vuelo de 3,50€, a menos que se vuele a las islas Canarias que tendrá un coste de 7,60€. Desde el 9/11 algunos aeropuertos han incluido una tasa para aumentar los estándares de seguridad de 5€.

Si queremos hacer vuelos internacionales (paso por aduanas o vuelos largos), tenemos una tasa de transporte internacional de 15,60€, 4,85€ por el uso de aduanas, 4,40€ por una tasa de servicio de inspección de plantas y animales y 6,20€ por servicios de inmigración. Muchos aeropuertos cuentan con una tasa de aviación civil de unos 12€. Todas las tasas juntas nos dan un total de 13,75€.

Mantenimiento llevado a cabo por la noche

Para continuar recordemos que los aviones son caros. Un A320 nuevo cuesta unos 95 millones de €. La vida útil de un avión no se determina por las horas de vuelo, si no por algo denominado ciclos de vuelo, lo que básicamente ocurre cada vuelo completo. Realmente no importa lo lejos que vuele un avión, si no las veces que se presuriza; esto es así por que cada vez que lo hace, aparecen microgrietas en los distintos remaches que sujetan todo el fuselaje; así que no importa para un avión si hace un vuelo de 30 minutos o 9 horas, el desgaste general del avión va a ser el mismo. Esto es así en los aviones más grandes y de largas distancias, que normalmente son más antiguos pero sólo tienen un ciclo de vuelo al día; en cambio los aviones más pequeños utilizados en vuelos cortos suelen tener entre 8 y 10 ciclos al día. Un A320 puede llegar a volar unos 60.000 ciclos, que si dividimos entre su coste, nos da un resultado de 1.575€ por vuelo y 10,20€ por pasajero.

Para volar este avión de forma segura, las aerolíneas tienen que realizar un mantenimiento constante, lo que les cuesta 570€ en mano de obra, 250€ en piezas, 530€ en inspecciones y revisiones de componentes y 525€ en reparaciones del motor. Esto significa 1.870€ o 12,30€ por persona.

Tenemos que tener en cuenta también la parte que no vuela. Cada aerolínea es básicamente una empresa que tiene costes en sí misma, como administradores, ingenieros, consultores, servicios al cliente, marketing, relaciones públicas, beneficios, costes de viajes etc., y no se puede poner un número exacto de cuánto cuesta por persona, pero vamos a poner una cifra de 10€.

Una aerolínea paga unos 94.000€ para el seguro anual de un A320, y asumiendo que pasa 8h al día en el aire, por 365 días, serian 32€ o 0,20€ por persona.

Sumemos entonces todas las cantidades:

  • Coste del combustible: 2,20€
  • Costes de la tripulación: 1,35€
  • Tasas de aterrizaje y despegue: 12€
  • Tasas diversas: 13,75€
  • Coste del avión: 10,20€
  • Mantenimiento: 12,30€
  • Costes de la empresa: 10€
  • Seguro del avión: 0,20€

Total: 62€

Esto significa que 8€ son para beneficios de la compañía, pero esto teniendo siempre en cuenta que todos los datos son estimados y que el avión siempre ha estado lleno de pasajeros.

Volviendo a nuestro título de volar es caro, tampoco es del todo cierto y cada vez es más barato. Para volar desde Madrid a Barcelona en una hora el precio del billete ronda los 200€, y hacerlo en coche unos 80€ en gasolina y otros 40€ en desgaste del coche.

En los últimos 30 años la inflación media en las tarifas aéreas ha caído un 50%, y sigue bajando. En 1974 para volar desde Nueva York a Los Ángeles era literalmente ilegal ofrecer un billete por menos de 1.304€ y hoy en día se pueden encontrar billetes ida y vuelta por 200€. Uno de los motivos de la bajada de estos precios es el aumento de aviones cada vez más eficientes gracias a los materiales compuestos, una mejor aerodinámica, motores mucho más eficientes y una última mejora: winglets.

Wingtip fence

En la gran crisis del petroleo de 1973, los ingenieros de aviación se vieron obligados a diseñar aviones más eficientes en cuanto a gasto de combustible se refiere. Una de las cosas que encontraron fueron los winglets, los cuales reducen la resistencia inducida, que se genera cuando la presión mayor debajo del ala trata de subir a la zona de menor presión encima de esta. Este flujo de aire crea vórtices en la punta del ala, que generan resistencia, reducen la sustentación y la eficiencia del avión. Los winglets reducen este flujo de aire, reduciendo también la resistencia.

Aquí hemos dejado motivos por los que volar es caro, pero vamos a dar el motivo por el cual volar cada vez es mas barato: competencia.

La competencia para las compañías aéreas bajan los precios cuando varias realizan las mismas rutas, y a la gente no le suele importar con que compañía vuelan, si no el precio que van a pagar por el billete. Pero cuando buscamos rutas que solo opera una compañía, el precio se puede multiplicar por tres.

3 comments

  1. Daniel

    Llevo 22 años en aviación y jamas habia leido un articulo tan poco acertado, erroneo… sueldo de un comandante?? Precio del combustible?? Precios de los billetes??
    Deberia ser obligatorio poner de donde se nutre este periodista para semejantes errores a la hora de rellenar columnas….

    1. User AviaciónD

      Antes de nada Daniel, gracias por leer la entrada y por el tiempo empleado en escribir el comentario.

      Nosotros no llevamos tanto tiempo en la aviación, y si bien la experiencia es un grado, en este caso poco o nada tiene que ver. El artículo se escribió para dar una idea general al público no profesional del sector; nunca se ha querido sentar cátedra sobre cuánto cuesta volar.

      Como bien sabrás, cada compañía, país, región, continente… funciona de forma muy particular y obviamente los sueldos, precios, acuerdos comerciales y políticos son diferentes en cada caso. Es imposible saber a qué precio se compra el combustible por parte de las compañías, porque, como sabrás, compran miles de toneladas a un precio cerrado después de negociaciones largas y tediosas, para así tener suministro por 9 meses, un año o incluso dos.

      Es imposible saber los sueldos exactos de cada comandante, primer oficial y tripulación de cabina, ya que dependiendo de cuántos trienios, quinquenios, pluses, horas extra etc, se cobrará más o menos. Eso sin meternos en que algunos meses vuelan más, otros menos y sin tener en cuenta al Ministerio de Hacienda de cada país. Pero esto también lo sabrás.

      Así pues, si dispones de información más ajustada y veraz, estamos más que contentos para publicar un artículo que escribas tú mismo sobre este tema.

      Saludos compañero!

Deja un comentario