Descargas estáticas vs el fuego de San Telmo

En su próximo vuelo mientras se sienta, relájese y disfrute, hay una gran probabilidad de que su tripulación de vuelo disfrute de su propio espectáculo de luces. Los pilotos ven descargas estáticas bailando en sus parabrisas bastante a menudo. Como pasajero, puedes ser sorprendido o incluso preocupado por lo que ves en la ventanilla. Puede ser muy impresionante, pero es completamente inofensivo. Echa un vistazo a uno de los espectáculos de luces más cool que los pilotos experimentan en cabina de vuelo… el fuego de San Telmo.

Demasiada electricidad estática

Mientras un avión vuela a través del cielo, el aire y la precipitación se frotan contra el fuselaje del avión causando una acumulación de electricidad estática. Lo mismo ocurre cuando se frota un globo en el cabello. Cuando esta carga eléctrica es lo suficientemente fuerte, puede causar descargas estáticas en nuestras radios, interfiriendo con las comunicaciones. En condiciones típicas, la carga se disipa continuamente por pequeños y puntiagudos descargadores de estática montados en los bordes de salida de las alas y la cola.

La mayor parte del fuselaje de la aeronave está unido eléctricamente a los descargadores de estática, con la excepción de los parabrisas. Cuando volamos a través de cristales de hielo de alta altitud (cirros), lluvia fuerte o nieve, los descargadores de estática no disipan la “precipitación estática” que se acumula en los parabrisas. La precipitación estática eventualmente se descarga por su cuenta, proporcionando una fascinante imagen en los parabrisas de unos pocos centímetros delante de nosotros.

Seguro que has visto o escuchado descargas estáticas alrededor de tu casa. En invierno, cuando coges una manta de la secadora, se puede escuchar la electricidad estática chasquear y crujir. Si se apagan las luces y se agita la manta, se pueden ver chispas inofensivas como exceso de descargas estáticas. Esto es lo mismo que vemos en nuestros parabrisas.

Aunque no es tan impresionante como verlo en persona, aquí hay dos videoclips para darle una idea de cómo son las descargas. El primero está en un parabrisas Boeing 737. El fenómeno comienza en el minuto 2:25.

Es interesante notar que estos vídeos se titulan incorrectamente como St. Elmo’s Fire (explicaremos esto más adelante).

Descarga Estática vs  Fuego de San Telmo

Fuego de San Telmo fotografiado por (c) Martin Popek

La mayoría de los pilotos se refieren incorrectamente a las descargas estáticas del parabrisas como fuego de St. Telmo. El fuego de San Telmo es un fenómeno diferente. Aparece como un resplandor azulado o llama que emana de las alas de los aviones o el morro y es bastante raro. Al igual que las descargas estáticas, St. Telmo es inofensivo. Puede ser visto ocasionalmente cuando vuela a través del aire fuertemente cargado en las vecindades de una tormenta eléctrica.

El fuego de St. Elmo se puede ver ocasionalmente emanando de los picos del techo, de las torres y de otros objetos puntiagudos en la vecindad de las tormentas eléctricas. El fenómeno se ve a menudo antes de un ataque cercano del rayo. Si lo ves, es hora de entrar en casa. Los avistamientos documentados se remontan a la antigua Grecia. Los primeros marineros vieron el fuego de St. Elmo brillando alrededor de las puntas de sus mástiles de barcos cuando estaban cerca de las tormentas. Ellos llamaron el resplandor de San Erasmo de Formia, el santo patrón de los marineros. Los marineros viejos y salados, desconocidos por sus habilidades lingüísticas, pronunciaron mal el nombre del Santo como Telmo.

Mantenga sus ojos abiertos para el fuego de San Telmo

Desafortunadamente como pasajero, probablemente no verás descargas estáticas. Es muy raro que se produzca en las ventanillas laterales de la aeronave. De todas formas, si estás volando en una noche tormentosa puede ser que lo veas en la punta de ala similar a la foto arriba. Si es así, asegúrate de fotografiarlo, es un fenómeno raro.

El Ejército del Aire presenta su Airbus A400M

El Ejército del Aire convocó ayer una jornada de prensa para la presentación del nuevo avión de transporte militar en la base aérea de Zaragoza, sede del Ala 31, unidad donde se integra el nuevo Airbus A400M. España recibió su primer avión el pasado día 1 de Diciembre, de un total de 27 aviones. El Ejército del Aire tiene intención de operar sólo 14 de estos 27 aparatos en el Ala 31 mientras que los otros 13 restantes se intentarán vender a otros países como México o Chile, donde el avión ha causado muy buena impresión.

Coronel Gamboa y A400M

Coronel Gamboa y A400M

Continue reading

El agente auxiliar de rampa

El trabajo del mozo de carga, agente auxiliar de handling, maletero (sin ánimo de ofender), etc. es a simple vista uno bastante sencillo; si lo piensas bien sólo es coger carga y meterla en una bodega. Si bien el objetivo de este colectivo es bastante obvio, querríamos profundizar en los métodos de trabajo y en la rutina de estos profesionales del sector aeronáutico.

Para entrar a trabajar en este puesto de handling, los requisitos son mínimos, ya que es bastante mecánico y casi exento de responsabilidad. Una vez hecha la entrevista y una prueba de capacidad pulmonar y de fuerza (se comprueba que el sujeto no tenga problema para cargar peso), empieza la formación. Esto varía de empresa a empresa, pero suele rondar las tres semanas. Sí, tres semanas de clases teóricas y prácticas para cargar maletas, en las que se aprenderán códigos IATA de los aeropuertos a los que vuelan las compañías asistidas, transporte de mercancías peligrosas, seguridad laboral y se tendrá que sacar el PCP (Permiso de Conducción en Plataforma). También se tendrá el primer contacto con las máquinas que harán la labor más fácil para que el primer día de trabajo uno esté acostumbrado a ellas y no ralentice la marcha de la operación.

Continue reading

Sistema de aire acondicionado (ATA21) – A320

 

Descripción

La función principal del sistema de aire acondicionado es mantener el aire  que hay dentro de los compartimentos presurizados a la presión y temperatura correctas. Este sistema (ATA21); se encarga del control de la temperatura de cabina, el control de la presurización, ventilación del compartimento de aviónica y la ventilación y calefacción de las bodegas.

Continue reading