Los rayos y sus efectos en el avión

Tanto los rayos como los relámpagos son fenómenos meteorológicos consistentes en descargas eléctricas engendradas en el interior de un condensador natural que se propagan a través de un dieléctrico como es el aire. Según el origen y el destino de estas descargas en la atmósfera terrestre pueden clasificarse en:

  • Descarga entre nube y tierra
  • Descargas dentro de una misma nube
  • Descargas entre una nube y otra nube
  • Descargas entre una nube y la ionosfera

Obviamente las primeras son las que suelen causar un daño más frecuente por lo que suponen una situación de riesgo. Son las únicas situaciones en las que se podría hablar propiamente de rayo, ya que los otros tres casos son los que se conocen y denominan como relámpagos.

Continue reading

El porqué de los contrails

Algunos aviones vuelan dejando rastros de lo que parece ser humo. Aunque no se preocupe, esos caminos son en su mayoría condensación, de ahí el nombre de “condensation trails”. A medida que el motor quema combustible, expulsa una gran cantidad de agua. Los contrails se crean cuando el vapor de agua se condensa y se congela alrededor de pequeñas partículas generadas por el escape del motor. Tanto las partículas como el agua conducen a la generación de estelas.

Continue reading

Volar es caro

¿Por qué? La mayoría de la gente piensa en el precio del combustible, y esto no es del todo cierto.

Un Airbus A320NEO puede llevar hasta 6.700 galones de combustible, lo que equivale a 376 Toyota Camrys. Por cada milla que vuela un A320, consume 1,5 galones lo que nos da un consumo de .67 millas por galón. Dicho avión puede volar desde la plaza de Sol hasta la Puerta de Alcalá con ese galón, y para hacerlo desde Madrid a Valencia necesitara 317 galones; lo que consumiría el Toyota Camry desde Almeria a Coruña 198 veces, pero tenemos que considerar que el Camry tiene solo 5 plazas y un A320 154 asientos.

Continue reading