P&W soluciona el problema

Published by: 0

Pratt & Whitney anunció el 21 de febrero que ha encontrado una solución a los graves problemas de su motor PW1100G-JM. Este citado problema fue el centro de la comunidad aeronáutica el mes pasado después de que tanto la EASA como la FAA dejaran en tierra a todos los Airbus A320neo motorizados con PW, alegando que no eran seguros para el uso con pasajeros.

Ahora, P&W afirma que ha publicado un informe con una configuración revisada para solventar el problema del “knife edge seal” en el compresor de alta presión (HPC) del P&W1100G-JM. “La solución está basada en un diseño con el cual la compañía tiene bastante experiencia y esta solución ha recibido todas las certificaciones necesarias”, dijo Pratt & Whitney. La compañía comenta que ya han comenzado a implementar la solución, esperando poder entregar motores “buenos” estos días.

La compañía quiere trabajar con Airbus y las aerolíneas para minimizar el impacto operacional, el cual ha afectado a al menos 20 A320neo de aerolíneas y otros 11 que están todavía en posesión de Airbus, esperando entrega al cliente. De todas formas, otras fuentes ponen la estimación de los aviones afectados muy por encima, llegando a ser el triple de la cifra oficial. Por ejemplo, Reuters ha reportado un total de 98 motores afectados, con 43 confirmados de tener el problema, siendo el resto posiblemente afectados.

La EASA, el 9 de febrero, publicó una directiva de aeronavegabilidad de emergencia para todos los Airbus A320 y A321 (códigos A320-271N, A321-271N, A321-272N) indicando que habían ocurrido varios apagones en vuelo y habían causado despegues abortados.

El 14 de febrero, la FAA hizo lo mismo y publicó que el fallo en el “knife edge seal” podía acarrear una entrada en pérdida del propio compresor, desencadenando así en apagones en vuelo o despegues abortados.

El problema supuestamente sólo afecta a los motores PW1100 y no a los motores similares que montan los Bombardiera CSeries, Embraer E-Jets 2 o el Mitsubishi Regional Jet, según Reuters.

Deja un comentario