Published by: 0

Los instrumentos giroscópicos incluyen el indicador de actitud, el indicador de rumbo (girodireccional) y el coordinador de giro. Estos son considerados instrumentos giroscópicos porque necesitan de una plataforma giroscópica para funcionar. Pueden estar impulsados por vacío o eléctricamente. Dichos instrumentos proveen al piloto indicaciones de cabeceo, alabeo, guiñada y rumbo.

¿No estás seguro de qué es un giróscopo? Te lo explicamos en nuestra entrada de plataformas inerciales.

Como hemos comentado antes y por razones de seguridad, los instrumentos giroscópicos pueden estar impulsados por vacío o eléctricamente. Los instrumentos de vacío funcionan mediante una bomba de vacío acoplada al motor, que succiona aire dentro del instrumento y hace girar el giróscopo. Normalmente se utiliza en indicadores de actitud y de rumbo. Los impulsados eléctricamente utilizados normalmente en el coordinador de giro tienen un pequeño motor eléctrico de corriente continua en su interior, acoplado a la masa del giróscopo.

Indicador de actitud

El indicador de actitud es un instrumento para advertir al piloto de la posición de cabeceo y alabeo de la aeronave respecto a la tierra. Dispone de indicadores de 10º, 20º, 30º, 60º y 90º de alabeo (en algunos modelos como en el de la figura, hay más indicaciones). El plano de referencia es la linea del horizonte, pero disponemos también de indicación cada 5º de morro arriba y abajo.

El giróscopo de este instrumento gira alrededor del eje vertical, lo que significa que el giróscopo gira nivelado con el horizonte. Las dos cunas del giróscopo permiten al instrumento girar alrededor del giróscopo a la vez que la aeronave maniobra. En caso de que la aeronave muestre un estado excesivo de maniobra o la bomba de vacío no tenga la necesaria succión, este instrumento puede mostrar indicaciones erroneas.

Indicador de rumbo o girodireccional

El indicador de rumbo percibe los movimientos del avión y los muestra es una escala de 360º con incrementos de 5º. Las marcas están numeradas cada 30º eliminando el último cero. Por ejemplo, el número 6 indica 60º y el número 21 indica un rumbo de 210º. Este instrumento no está diseñado para ajustarse automáticamente; después de arrancar el motor el piloto deberá ajustar el rumbo basándose en la brújula magnética del avión. Cuando se ajusta manualmente, el instrumento desconecta mecánicamente el giróscopo de la rueda de rumbos, es en esta donde se realiza el ajuste. El eje del giróscopo del indicador de rumbos esta alineado con el horizonte y cuando la aeronave realiza un cambio de rumbo, el giróscopo se queda fijo y el instrumento gira alrededor de este, mostrando las variaciones en rumbos.

Debido a la fricción y a la precesión del giróscopo, el indicador de rumbos ira perdiendo su ajuste del rumbo correcto. Debido a esto, el piloto deberá comprobar periódicamente el indicador con la brújula magnética para hacer las correcciones oportunas. Este efecto puede ser más acusado cuando el motor esta a ralentí y la bomba de vacío no produce la suficiente succión para hacer girar el giróscopo.

 

Coordinador de giro

El cordinador de giro es un instrumento de soporte en los virajes, que nos muestra el ritmo y la calidad del viraje. Puede ser usado también como indicador de viraje en el caso de que el horizonte artificial falle. El coordinador de giro se representa con un pequeño avión: cuando éste se encuentra enrasado con el horizonte y cuando se realiza un viraje estándar coordinado. Un viraje estándar coordinado es aquel en el que se tardan dos minutos para completar un giro de 360º.

En este mismo instrumento se incluye un inclinómetro, que muestra una bola en su interior la cual se puede mover libremente a la derecha o izquierda. Este movimiento sera provocado por las fuerzas aerodinámicas en la aeronave al realizar un viraje. Idealmente la bola debería quedarse en el centro en un viraje mostrando así que el viraje es coordinado. En un viraje no coordinado, la bola tenderá a irse hacia fuera del viraje si el timón de dirección no se deflecta lo suficiente. A este efecto se le llama resbale. Por el contrario, si el timón de dirección se deflecta con excesividad, el avión tiende a derrapar y la bola se ira hacia dentro del viraje. Estos dos efectos se pueden disminuir con la correcta deflexión del timón de dirección o reduciendo el alabeo. La forma mas sencilla de llevar la bola al centro es recordando la frase de “pisar la bola”. Esto significa que si la bola se mueve hacia uno de los dos lados, habrá que pisar el pedal de ese mismo lado para que la bola recupere el centro del inclinómetro.

Este instrumento está típicamente alimentado por electricidad. El giróscopo gira mediante un motor acoplado a su eje de rotación que está conectado mecánicamente al pequeño avión enfrente del instrumento. Un muelle llevará dicho avión a su posición neutral en todo momento. Debido a esto, el piloto no tiene la certeza de que el instrumento esta funcionando correctamente y  para evitar esto el instrumento incluye una bandera roja que será visible en todo momento si el instrumento no está alimentado eléctricamente.

Un detalle importante sobre este instrumento es que la cuna del giróscopo no esta nivelada, si no que esta levantada 30º para mantener la indicación de alabeo incluso cuando se entra en éste.

 

Deja un comentario