Huelgas

Published by: 0

Mientras que la ley europea del pasajero aéreo protege a pasajeros frente a casi todo tipo de disrupciones, al menos 400.000 de estos pasajeros fueron dejados en tierra debido a huelgas de tripulaciones el año pasado. Con muchas aerolíneas europeas enfrentándose a inestabilidad financiera y escasez de tripulaciones técnicas, los expertos predicen que este tipo de huelgas no hará más que crecer y serán más comunes, aunque se sigan considerando “situaciones extraordinarias” y no se devuelva ningún dinero al pasajero. De todas formas, esto podría cambiar ya que una empresa que se dedica a pedir compensaciones a las aerolíneas ha decidido poner fin a esto, firma a firma.

En 2016, los pilotos de Lufthansa hicieron que se cancelaran 2.755 vuelos, afectando a un increíble número de 350.000 pasajeros. El año siguiente, las tripulaciones de cabina de British Airways decidieron bajarse de los aviones y afectaron cerca de 10.000 vuelos durante la temporada alta, por dos meses. Al menos 1.400 empleados estaban de huelga por la diferencia salarial entre sexos, mientras que BA decía que la huelga era “completamente innecesaria” y añadía más leña al fuego.

Después de que Air Berlin, Alitalia y Monarch Airlines cesaran operaciones en 2017, estaba claro que las aerolíneas europeas están en crisis. Por si fuera poco, la escasez de pilotos es tan brutal que ya ha llegado a afectar al monstruo de Ryanair y esto empieza a mosquear a los empleados, que en seguida van al sindicato a pedir orientación.

Vuelos cancelados

Vuelos cancelados

“Para secundar una huelga, los sindicatos deben dar notificación con antelación a las aerolíneas. Si tienen tiempo de negociar la situación con sus empleados, las operadoras deberían ser capaces de poner planes en marcha para evitar que sus clientes se vean afectados. la EU261/2004 explica claramente que la circunstancia extraordinaria es algo inevitable aún cogiendo todas las medidas posibles finaciera y operacionalmente, pero las huelgas parece que no encajan en esta categoría, porque si las aerolíneas fueran un poco más allá por sus clientes, esto no estaría pasando”, dijo Marius Stonkus, director ejecutivo de SKYCOP.

Vuelos cancelados

Vuelos cancelados

La compañía de compensación cree que la excepción actual de las huelgas debería ser reconsiderada. Con el objetivo de hacer que los pasajeros se sientan más seguros, SKYCOP está recogiendo comentarios desoladores de pasajeros y hablando con varios sindicatos para tener una buena base de la problemática y hasta dónde se extiende. Una de las formas de proteger a los viajeros europeos frente a la creciente inestabilidad es dar un toque a la Comisión Europea. Si SKYCOP consigue suficiente apoyo de los pasajeros, la ley que protege al pasajero podría sufrir cambios drásticos.

“Es responsabilidad del gestor coordinar a sus empleados de forma que sea posible conseguir resultados aceptables. Aún así vemos que la ley europea ha hecho una excepción para ejecutivos de la aviación. Mientras los empleados están protestando y causando caos para miles de pasajeros, los gestores están exentos de pagar hasta 600€ por pasajero por su ineficacia en su trabajo” sigue comentando Stonkus. “Por el momento, estamos recogiendo los hechos, pero después de esto, procesaremos la petición y si hace falta iremos hasta el  final con la Comisión Europea sobre la forma en la que la ley mejor se adaptara a la situación actual y a la tendencia del mercado aeronáutico”.

Deja un comentario