Chemtrails

Published by: 2

En los últimos años no dejamos de oír hablar acerca de los “chemtrails”, o “chemical contrails”, que traducido al castellano sería estelas químicas. En resumidas cuentas, hay gente que cree, asienta y afirma que los aviones están siendo usados para propagar químicos con variopintas finalidades y que las estelas blancas que vemos en el cielo, son la prueba de ello. Analicemos todos los tipos de “chemtrails” para ver de dónde vienen.

Chemtrail 1: 

Cono de vapor de agua. Esto, NO es un chemtrail, si no una nube de agua condensada visible, que suele darse cuando un avión u objeto se acerca a velocidades transónicas. En ese momento, el agua en el aire se condensa y puede verse a simple vista, puesto que la presión atmosférica cambia de golpe a través de las ondas de choque asociadas con velocidades de flujo supersónico.

La condensación atmosférica alrededor de un avión también está asociada con regiones de baja presión en vuelo subsónico y es común ver este fenómeno en condiciones de mucha humedad, aunque sin formar ningún tipo de forma cónica. Estos conos aparecen en lo que se ha descrito como la singularidad de Prandtl-Glauert.

Además de estos dos casos, la condensación del agua también puede ocurrir en el punto mínimo que hay entre dos crestas de onda de choque producida por el paso de un objeto. De todas formas, este efecto no tiene que coincidir con la aceleración de un avión a través de la velocidad del sonido o Mach 1.

 

 

Chemtrail 2:

 

Vórtices de punta de plano. Esto NO es un chemtrail. Estos vórtices son circulares y nacen del aire que va rotando por encima del ala generando sustentación cuando éste sale o se escapa por la punta del plano, como se ve en la imagen (el vórtice pequeño que sale de cada wingtip).  Este tipo de vórtice también se llama a veces “trailing o lift-induced”, ya que también ocurren en otros puntos además de en los bordes de las alas. Si volvéis a mirar en la foto, se ven claramente otros vórtices que salen de los flaps.

Los vórtices de este tipo están asociados a la resistencia inducida y son una consecuencia fundamental de la generación tridimensional de la sustentación. El propio núcleo de estos vórtices puede llegar a ser visible porque el agua presente pasa de estado gaseoso a líquido, e incluso a veces pasa a estado sólido al congelarse. Esta condensación de vapor de agua en las puntas del ala es más común en aviones que vuelan con alto ángulo de ataque, tales como aviones de caza o aviones comerciales despegando o aterrizando en un día húmedo.

 

 

Chemtrail 3:

 

Combustión del motor, otro tipo que NO es un chemtrail. El producto principal de la combustión de combustibles de aviación son el CO2 y vapor de agua. A altas altitudes, este vapor de agua sale de golpe a un ambiente frío (-56ºC) y al añadir más vapor de agua al ambiente, puede hacer que la humedad relativa del aire supere  el punto de saturación. Así, el vapor se condensa en diminutas partículas que se congelan al momento si la temperatura es suficiente y son estos millones de cristal de vapor de agua los que forman las famosas “contrails” o estelas. El cambio no es inmediato y tarda algunas décimas de segundo; es por eso que las estelas no son visibles directamente detrás del motor, si no a pocos metros de los mismos. En altas altitudes, el vapor de agua superenfriada (el vapor que está en el aire) necesita un desencadenante para la condensación. Las partículas del escape de los motores de avión hacen de desencadenante, causando al vapor atrapado a condensarse rápidamente.

 

Chemtrail 4:

Como acabamos de leer, las “contrails” o estelas NO son chemtrails. Contrail viene de “condensation trail”, que no son más que esas largas y finas nubes artificiales que aparecen a veces detrás de un avión. Su formación está relacionada con los motores de los aviones, pero también pueden ser creadas por cambios en la presión en las puntas de los planos, como hemos explicado también antes. La diferencia con los vórtices es que estas estelas se ven también cuando el avión no vuela con un ángulo de ataque tan grande y que se pueden dar a gran altitud. Como todas las nubes, las estelas están formadas por agua (billones de gotas en suspensión o cristales de hielo).

Dependiendo de la temperatura y sobre todo de la humedad en altitud a la que se forme la estela, pueden ser visibles por unos segundos o incluso minutos; algunas pueden aguantar horas, desplazándose varios kilómetros por la deriva. La nube resultante podría recordar a un cirrus, cirrocumulus o cirrstratus.

 

 

Chemtrail 5:

Las estelas de disipación, como se ve en esta foto, NO son chemtrails. CUando un avión pasa por una nube, puede crear un camino a través de ella. El efecto se conoce en inglés como “distrail” o “dissipation trail”. Los gases de escape de los motores salen a alta temperatura y pueden hacer que las gotas de agua en suspensión se evaporen, dejando un camino despejado en la nube.

Las nubes se crean cuando vapor invisible de agua (H2O en fase gaseosa), se condensa en gotitas microscópicas de agua (H2O en fase líquida) o en cristales de hielo microscópicos (H2O en fase sólida). Esto puede ocurrir cuando aire con gran proporción de agua gaseosa se enfría. La “distrail” se forma cuando el calor de los gases de escape del motor de un avión evapora las gotas líquidas de la nube, convirtiéndolas en vapor de agua gaseoso otra vez, o invisibles.

 

 

Chemrtail 6:

Esto que se ve en la foto de arriba creo que está más que claro: el derrame de combustible NO es un tipo de chemtrail. Es, como el propio nombre indica, una operación de expulsión de combustible sin quemar de los tanques del avión cuando al poco de despegar necesita aterrizar. Debemos mencionar que el peso máximo al despegue es siempre mayor que el peso máximo al aterrizaje (no es lo mismo despegar con 70 toneladas en cuanto a esfuerzo de tren de aterrizaje etc que aterrizar con el mismo peso). Como curiosidad, los ratios se miden en tonelada por minuto.

 

 

Chemtrail 7:

Otra teoría es que los aviones que trabajan en apagar fuegos estén diseminando químicos. NO es chemtrail, es simplemente retardante, agua, espuma, geles o cualquier sustancia que ayude a sofocar un incendio.

 

 

Chemtrail 8:

El sembrado de nubes es una forma real y utilizada para modificar la meteorología usando aviones que expulsan sustancias (yoduro de plata y dióxido de carbono congelado) al aire que sirve como condensador de nubes, alterando el proceso microfísico dentro de la misma. El fin es incrementar la precipitación (lluvia o nieve) y evitar granizo y niebla (sobre todo en aeropuertos).

Esta técnica no ha sido estadísticamente satisfactoria. Los resultados indican que sí que hay un efecto que se puede medir, pero extremadamente marginal. La cantidad de agua o nieve en algunos lugares con condiciones específicas puede crecer mínimamente.

Y nos hemos quedado sin estelas de las que hablar… y ninguna es para lobotomizarnos a todos a distancia. Si nos hemos olvidado de algún tipo, comentadnoslo y trataremos de explicar todo lo que sea posible.

2 comments

Deja un comentario