Published by: 1

El desmontaje de los álabes de la etapa del fan en un motor turbofan de gran índice de derivación es una tarea que no se suele realizar muy a menudo, pero normalmente facilita el acceso a otros componentes y se realiza conjuntamente. Hay que remarcar que la tarea de desmontaje de los álabes es una tarea en sí, pero hoy la describiremos para realizar una inspección y lubricación de los álabes del fan, las cubiertas de las raíces, los retenedores y el alojamiento de la raíz de los álabes en el disco de fan, para un motor de las series CFM56 montado en los Airbus A319/A320/A321.

Para empezar a trabajar nos aseguraremos que el motor ha estado parado al menos 5 minutos antes de comenzar, y pondremos un cartel de aviso en cabina en los paneles 115VU y 50VU de mantenimiento para avisar a las personas que no arranquen el motor. Nos aseguraremos que la leyenda del FADEC GND PWR está en off.

Para desmontar los alabes del fan, deberemos meternos dentro del motor por su parte delantera, mediante una escalera de 1 metro, y cubriremos el interior del motor con un material de espuma para no dañarlo. Marcaremos la posición de los álabes con respecto al cono, y así mismos del 1 al 36 para nuestro motor, desde el número 1 y el 5 que están marcados en el motor como referencia. Esta es una de las tareas más importantes; ya que un mal montaje o un montaje con los álabes desordenados respecto al desmontaje, puede provocar daños graves en el arranque del motor hasta llegar a su total destrucción. Quitaremos el cono frontal y el trasero, que es el típico cono puntiagudo que vemos en el medio del motor cuando lo miramos de frente.

(C) Alex Maid

(C) Alex Maid

Ahora procederemos al desmontaje de los álabes propiamente dicho. Quitaremos los retenedores de tres o cuatro álabes, comenzaremos desmontando desde el número 1 al 36 para tenerlos en orden. El primero es el más complicado, ya que la raíz tiene forma trapezoidal y la parte más ancha está detrás, pero con unos cuantos movimientos sale sin problema.

Los retenedores son unas pequeñas piezas metálicas que van en la base de la raíz del álabe que tiene forma de seta. Su función es asegurar los álabes en su posición de funcionamiento y facilitar el mantenimiento. Se extraen y se instalan fácilmente con las manos sin necesidad de herramienta.

Iremos colocando los álabes con cuidado en una superficie donde no se dañen y por orden de numeración. Cuando los tengamos todos desmontados, limpiaremos las raíces y los retenedores con alcohol isopropilico y los dejaremos secar. Una vez secos aplicaremos Molykote G Rapid CP2104, un spray que protege las superficies de golpes y otros daños y previene la corrosión. Una vez se haya secado el componente, podemos proceder al montaje, exactamente igual en orden inverso al desmontaje.

Por último tendremos que hacer un rodaje al motor durante al menos tres minutos al ralentí para asegurarnos que las vibraciones no superan 1.0, visualizándolo en la página ENGINE en el ECAM inferior.

 

1 comment

Deja un comentario